RSS Feeds

No siempre Cupido está de nuestro lado

votar
No siempre Cupido está de nuestro lado, sean afortunados si están enamorados.

Les recomiendo como siempre, que pongan la canción y vivan con emoción estos versos que hoy les cuentan una historia llena de sensación.


El día de su compromiso recibió la noticia de su partida
soldado le hacían, era las arras de la agonía
ella desconsolada se despedía y le prometía
te esperaré por siempre vida mía.

A diario sus cartas de amor recibía
entre balas y metralla versos componía
con sangre rimaba su melancolía.

Ella, con lágrimas las leía
sudaban amor en cada línea
abundaban en frecuencia
su desconsuelo en música
ella componía, a su amado
con notas musicales, lo sentía,
con pasión tan adentro de su corazón.

Una bomba su casa derrumbó
sin nada se quedó, perdió hasta el buzón
pues el hambre mandó
y por desgracia a otro rincón se mudó.

Él, ajeno a esta desdicha
amagaba los días de guerra
con poesía, llena de esperanza,
algún día terminaría, y volverían
a enlazarse en besos soñados
durante estos años robados.

Terminó la guerra y no daba con ella
vio las ruinas de su casa y pensó,
penso que no volvería a verla.

Ella sin cartas y sin dinero,
perdida en una ciudad sin recuerdos
pensó también que él murió,
la guerra se perdió y a él se lo llevó. 

Cincuenta años después
su música por fin triunfó
a él la letra no le fue mal
sus poemas eran adorados
por una generación de enamorados.

Una invitación a un concierto,
Isabel, daba su primera aparición
Miguel iría de telonero
su poemario fue el primero
de una estricta selección.

Ella entre bambalinas
daba sus últimos consejos
a jóvenes instrumentos
para que transmitieran sentimientos
de una vida larga y despiadada.

Él, comenzó con sus versos
entre poema y poema
lágrimas aplaudidas
valoraban su guerra, su perdida,
su melancolía, su vida.

Ella no escuchó, estaba detrás del telón
su concierto comenzó
entre llantos y pañuelos
con una gran ovación
a la vejez llegó la comprensión.

Todos los allí sentados
habían presenciado a Cupido,
pero éste andaba despistado
él y ella nunca jamás se encontraron.

Pasaron aún unos bellos años
pero la muerte llegó a su regazo
él y ella se fueron el mismo día
a la misma hora, en el mismo instante.

Él, aún tuvo tiempo de contar
en ese su último verso
cuanto había amado.
Ella, dejó un gran legado,
su música por siempre fue tierna.

La guerra los separó
la muerte los acercó
hoy están enterrados
cerca, lado con lado.

Dos manos brotan de la hierva
dos manos luchan por unirse
en días de lluvia y niebla
dos manos de mármol
cuentan la historia de dos enamorados.


Puedes escuchar este poema en este enlace.

13 comentarios:

Juegos de Mario Bros dijo...

Muy bueno , Casi he llorado !

CC dijo...

Hacía tiempo que no escuchaba esta melodía de "Romeo y Julieta". Debo reconocer que es el perfecto telón de fondo para la lectura del poema. Ahora bien, en eso de que Cupido no estuvo del lado de los protagonistas debo discrepar porque el Dios del Amor cumplió con su cometido: hacer brotar el amor entre ambos jóvenes y eso perduró hasta el final de sus días. Otra cosa es que las circunstancias no les permitieran compartir físicamente ese amor.
Un abrazo tinerfeño.
CC

Oscar dijo...

Precioso, me ha encantado y me ha recordado en parte a la pelicula frances 'un long dimanche de fiancailles'

Senovilla dijo...

Juegos de Mario Bros, de vez en cuando unas lágrimas estimulan nuestros sentimientos.

Un abrazo.

Senovilla dijo...

CC, el amor tiene tantas caras que es imposible definirlo, dónde unos ven felicidad otros encuentran la más dura de las desdichas.

Un abrazo agradecido como siempre ;-))

Senovilla dijo...

Gracias Oscar, se que me lo dices con auténtica sinceridad y eso anima mucho para seguir escribiendo.

La película no la conozco, pero la buscaré si Sinde me lo permite.

Un abrazo Fotográfico.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola Senovilla: Tremendo tu relato y realista, ahora Cupido cumplio con su cometido pues el amor fue hasta el fin.
Un abrazo

Maria Luisa dijo...

Senovilla, aunque un poco tarde, ya que S. Valentin quedó un poco atrás, pero qué importa si en nuestra memoria siempre habrá un S. Valentin para mandarnos besos por lejos que esten nuestros seres queridos
Diremos : " No llores porqué terminó; sé feliz porqué existió".

Besicos.

Senovilla dijo...

Gracias amigos.

Un abrazo.

Eduardo de Vicente dijo...

No me había metido nunca en esta parte poética de tus blogs, nada más empezar a leerlo me ha recordado a la canción "QUERIDA MILAGROS" del ÚLTIMO DE LA FILA, aunque no tienen nada en común, solo la guerra, que no es poco.
Muy bonito poema.
Un saludo.

Senovilla dijo...

Eduardo de Vicente, gracias por llegar hasta este pequeño lugar.

He pasado a recordar la canción y está bien bonita.

Un abrazo y gracias.

Kerencita dijo...

ayyy que me ha hecho llorar
hermoso poema gracias por compartirlo

Senovilla dijo...

Gracias Kerencita por disfrutar con sentimientos el poema.

Un abrazo.

Publicar un comentario en la entrada

Pensamientos JFS

Entradas populares